Laboratorio generación ARTes Artes Escénicas

21 horas

Artes escénicas

Inicio 03-02-2018

Entradas (8 €): a partir de media hora antes de la función en la taquilla del teatro.
50% de descuento: Comunidad Universitaria, previa presentación de carné universitario y  DNI
 
 
Teatro-debate
Laboratorio generación ARTes Artes Escénicas, presenta:
“En Alta Mar”
Autor: Slawomir Mrozek
Dirección: Rodrigo Puertas


La obra
‘En alta mar’ (titulada originalmente como ‘Na pelnym morzu’ y conocida en inglés como ‘At sea’) pertenece al estilo del teatro del absurdo, es decir con tramas que parecen no tener sentido e incluso secuencia dramática. Mrozek se caracterizaba por su humor surrealista para cuestionar a la sociedad.
La antropofagia es el tema central. La obra, escrita en los 60, parte de éste feroz conflicto para navegar por temas tan actuales como la lucha de poder, la caprichosa organización de jerarquías y la distribución de la riqueza.
A partir del irreverente humor de Slawomir Mrozek, la pieza plantea una visión crítica del mundo contemporáneo a través de unos personajes que, enfrentados a determinadas situaciones sociales, llevan hasta el límite la lógica de los estereotipos que simbolizan.
La obra, caracterizada por una singular carga irónica, explora el comportamiento humano, la alienación y el abuso de poder. “En alta mar”, en una atmósfera absurda y mediante un corrosivo humor está protagonizada por tres náufragos, extrañamente vestidos de manera elegante, que se ven obligados a tomar peculiares decisiones para sobrevivir. Partiendo de un feroz conflicto, la obra aborda asuntos de vigencia permanente como la lucha de poder, la caprichosa organización de jerarquías y la distribución de la riqueza.
Ironía, juegos, alianzas, estrategias, histrionismo, burlas y humor… son ingredientes de este espectáculo que permite dar rienda suelta a la imaginación y penetrar en un mundo que refleja la esencia primaria del ser humano. En definitiva, la obra, en una original puesta en escena, muestra un retrato de la naturaleza humana.
 
Sinopsis
Tres náufragos que se ven obligados a tomar decisiones “políticas” para sobrevivir y soportar las condiciones de vida correspondientes a su soledad y falta de medios, incomunicación, etc. Partiendo de un feroz conflicto derivado de la antropofagia, la obra aborda asuntos de vigencia permanente como la lucha de poder, la caprichosa organización de jerarquías y la distribución de la riqueza.
 
Ficha artística
Autor: Slawomir Mrozek
Dirección: Rodrigo Puertas
Música: Varios autores.
Diseño iluminación: Rodrigo Puertas
Diseño escenográfico y de vestuario: Laboratorio generaciónARTes
Construcción escenográfica: Laboratorio generaciónARTes
Vestuario: Laboratorio generaciónARTes
Reparto:
Vero Ramírez
Laia Costajussà
Ricardo Galán
 
EL AUTOR
Slawomir Mrozek (Borzecin, 1930), escritor polaco de culto. Su visión crítica del mundo contemporáneo se expresa en obras de teatro cuyos personajes, enfrentados a determinadas situaciones sociales, llevan hasta el límite la lógica de los estereotipos que simbolizan y caen en el absurdo.
Algunas de sus piezas más representativas son Striptease (1961), Tango (1964), Los Emigrados (1974), El Embajador (1981) y El Residente (1986). Ha publicado también varios volúmenes de
narraciones cortas, entre las que figuran: El Elefante (1957), El Progresista (1960) y Un Ratón en el Armario (1970).
 
 
Laboratorio generaciónARTes Artes Escénicas
 
El laboratorio de creación escénica generaciónARTes es un proyecto de experimentación e investigación teatral, dirigido por Rodrigo Puertas, creado a partir del entrenamiento actoral de varios intérpretes, en su búsqueda de nuevos lenguajes de expresión escénica.
El texto de Slawomir Mrozek fue el punto de partida de un trabajo en torno al teatro del absurdo. Se analizó la interpretación textual y gestual de los personajes a nivel espacial. Uno de los objetivos fundamentales fue descubrir nuevas formas de comunicación verbal y no verbal, en espacios muy reducidos, ya que toda la pieza transcurre en una balsa de cuatro metros cuadrados. Se realizó un trabajo corporal profundo, de contención, control, expresión a través del movimiento acompañado de piezas musicales. En éstas, concebidas como transiciones a las diferentes acciones que plantea la obra, se ve cómo los personajes se vas descomponiendo o desarmando a medida que avanza la obra.